Articulo
Publicado 2018-07-19

El diario el espectador publico en estos días un listado de los contratos que dimayor y el presidente Jorge Perdomo con sus asesores y que finalmente impulso su salida como presidente de este organismo veamos...articulo..
Un documento con los ingresos de la División Mayor del Fútbol Colombiano en los últimos 16 años y los contratos de asesorías en los mandatos de tres de sus presidentes demuestran cómo la televisión, el derecho y la imagen son claves para la administración de la actividad del fútbol profesional.

Jorge Perdomo, expresidente de la Dimayor. / Cristian Garavito
El desarrollo del Mundial de Fútbol Rusia 2018 tiene aplazada la decisión sobre quién será el nuevo presidente de la Dimayor en Colombia, tras la caída del abogado Jorge Perdomo en asamblea extraordinaria del organismo, que se realizó el pasado 8 de junio. Pero desde ese día no sólo quedó claro que el nudo de la discordia es económico, sino que siguen apareciendo minucias financieras sobre el manejo del organismo y las expectativas que se tienen respecto a los ingresos por los derechos de televisión.
Ahora, la novedad es conocer los nombres de quienes han sido los asesores principales de los últimos tres presidentes del organismo y qué valores se les han pagado. Y la primera perla es encontrar que desde que regentó la Dimayor el dirigente pereirano Luis Bedoya, entre 2002 y 2006; durante los 10 años que lo hizo Ramón Jesurún de 2006 a 2015, y en los dos años y medio que estuvo a cargo Jorge Perdomo, existe un asesor compartido: el polémico expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol Juan José Bellini.
El abogado Bellini fue directivo del América de Cali entre 1987 y 1991, presidió la Federación Colombiana de Fútbol entre 1992 y 1995, año en el que fue capturado por la Fiscalía dentro del escándalo del Proceso 8.000, por nexos con el cartel de Cali. Meses después fue condenado por enriquecimiento ilícito. Esta circunstancia aceleró su salida de Colfútbol, que quedó en manos de Álvaro Fina hasta el año 2002. Sin embargo, es claro que no sólo continuó en el fútbol, sino que les sigue hablando al oído a sus dirigentes.
El documento conocido por este diario revela que, en los cuatro años de presidencia de la Dimayor de Luis Bedoya, Bellini obtuvo $68 millones en calidad de asesor. Entre 2006 y 2015, esa cifra aumentó a $633 millones como asesor legal y deportivo. En la corta era de Jorge Perdomo recibió $235 millones. En pocas palabras, Bellini sigue siendo un hombre clave del fútbol colombiano. Además, se sabe que también es empresario del fútbol y asesora a clubes y fondos de inversión para promover negocios en este deporte.
Desde la era Bedoya, otra particularidad es la vinculación, en calidad de asesores de exmagistrados de las altas cortes. Por ejemplo, el exmagistrado de la Corte Constitucional Jorge Iván Palacios, quien ha pasado por la Comisión Disciplinaria de la Dimayor y el Comité de Ética de la FIFA. También es notoria la asesoría de la firma de abogados Jorge Arango Mejía y Asociados. El abogado Carlos Álvarez Pereira, conjuez de la Corte Suprema, ha prestado su concurso en temas de asesoría, en especial en el campo laboral.
La firma Gamboa Acevedo ha sido muy cercana a las decisiones de la Dimayor, con asesorías para laudos arbitrales que requieren conocimiento especializado. Los tiempos de Jorge Perdomo significaron una asesoría más costosa: un poco más de $541 millones de diciembre de 2015 a abril de 2018. La lista de abogados asesores incluye, entre otros, a Hernando Herrera Mercado, también conjuez en las cortes; la firma J. Córdoba Abogados, y otras firmas especializadas para solución de conflictos y temas jurídicos.
Otra novedad en la evaluación de los contratistas de la Dimayor tiene que ver con el mundo empresarial. Por ejemplo, Go Sports, que representa los intereses del empresario del canal Win Mauricio Correa, aparece como asesor para la gestión de patrocinios. La firma Baker Tilly Colombia, con sólido conocimiento en temas financieros, contables y tributarios, es igualmente asesora permanente, lo mismo que los aportes de Media Advisors o los particulares Diego Áreas o Víctor Cuervo.

El documento conocido por este diario ahonda en una particularidad: cómo durante la era de Jorge Perdomo se amplió notoriamente el número de asesores, al punto de que el valor total en dos años y medio superó los $2.661 millones. La cifra mayor fue para la firma Desmarginalizar SAS, que se especializa en el análisis y relacionamiento con actores críticos del entorno sociopolítico. Recibió $238 millones, tres más de lo que se le pagó a Juan José Bellini. El tercer alto valor en la era Perdomo fue para Tolk Colombia.
La relación de los contratos indica que su asesoría fue por la gestión de redes sociales, y su perfil es justamente el de ser una agencia digital que maneja publicidad, desarrollo de web y análisis de contenidos. En ese sentido, salta a la vista que, además de los recursos destinados a las asesorías jurídicas, que son las más costosas, se advierte una preocupación en los últimos tiempos en temas de comunicación o publicidad. La prueba son asesorías como la de la empresa Buenas Branding, para el cambio de imagen de la Dimayor.
De la era Perdomo se advierten otras asesorías notorias. La empresa Otálora Gómez y Asociados SAS, hace apenas tres meses, recibió un contrato por $143 millones. De la misma época data un contrato con la firma Sexto Sentido, que ya venía colaborando con la Dimayor. La firma FTI Consulting, especializada en finanzas corporativas y consultoría legal y económica, aparece en la lista de contratistas junto al asesor arbitral Carlos Chávez, la firma Vanegas Beltrán Abogados y de la empresa Bilzin Sumberg Baena.
Por un estudio de percepción de la Dimayor, la firma Cifras y Conceptos obtuvo un contrato por $175 millones. Por temas de responsabilidad social, el comunicador Saúl Zambrano también asiste a la Dimayor, lo mismo que las compañías Muñoz Abogados SAS, Márquez y Asociados, Aseguradora de Calidad, Jorge Enrique Santos y Libreros Gómez. Todos los valores consignados en el documento, según el contador Hans Ramírez, fueron tomados de los libros contables de la entidad, es decir, de la Dimayor.
En cuanto a los ingresos del organismo, en la era de Luis Bedoya, la Dimayor obtuvo casi $30 mil millones. En los diez años de presidencia de Ramón Jesurún ese valor subió a $654 mil millones. En los tiempos de Jorge Perdomo, los ingresos siguen creciendo. Lo que queda en claro es que los aportes por derechos de televisión son la clave del negocio y que los patrocinadores representan el otro gran ingreso de la Dimayor.
En esas circunstancias, una vez concluya el Mundial de Rusia 2018 y retornen al país los dirigentes, que en alto número viajaron a Europa, la decisión de quién será el nuevo presidente de la Dimayor, que por ahora detenta la secretaria del organismo, Claudia Guerrero, es clave para administrar un negocio altamente rentable. Una decisión con un factor especial de fondo: la auditoría que se hizo al contrato con Win Sports y los negocios de Mauricio Correa, quien también tiene haciendo cuentas a los zares del fútbol nacional.


 
Noticias y Novedades
Publicidad

alfredorojasp@elcatedratico.com      Celular: 318-5667148      Derechos Reservados © 2013      Cúcuta - Norte de Santander - Colombia
Todos los derechos reservados.    Diseño y desarrollo Robgon Tecnología